Las querellas no durarían mucho tiempo sí la falta estaría solo de una parte. [496] Mayores virtudes se necesitan para sostener la buena fortuna que la mala. [25] El silencio es la mejor resolución de los desconfiados en si mismo. [79]
La filosofía triunfa con facilidad sobre malos pasados y futuros, pero los males presentes triunfan de ella. [22] Tan fácil es engañarse a sí mismo, sin darse cuenta, como difícil es engañar a los otros sin que se la den. [115] Si juzgamos el amor por la mayoría de sus efectos, más se parece al odio que a la amistad. [72]
No hay circunstancia, por infortunada que sea, de la cual una persona hábil no saque alguna ventaja; y no hay circunstancia, por feliz que sea, que el imprudente no convierta en una desventaja. [59] Aunque los hombres se enorgullecen de sus grandes acciones, ellas no resultan muchas veces de un grande diseño sino son efectos de la casualidad. [57] ¿Porqué tenemos bastante memoria para recordar hasta a los mas menudos detalles de lo que nos pasó, y no tenemos bastante memoria para acordarnos de cuantas veces lo hemos contado a la misma persona? [313]
Pocos hombres son tan sabios para preferir una útil reprensión a un engañador elogio. [147] Los viejos gustan de dar buenos preceptos para consolarse de no estar más en condiciones de dar malos ejemplos. [93] Queremos siempre los que nos admiran; y no siempre queremos los que admiramos. [294]
François de La Rochefoucauld